Interpretación bíblica: Caricaturas de dos extremos

Simplificación: Consiste en adoptar principios exegéticos débiles que no se sostienen ante un análisis riguroso. En la imagen de abajo podemos encontrar de manera muy bien explicada los principios exegéticos y hermenéuticos que erróneamente siguen algunas personas al acercarse al texto bíblico.

Simplificación

Imagen tomada de Guatemala Secular

Otra advertencia en contra de este extremo, acompañada de una reflexión, la encontramos en ¿Eso no era metafórico? del Blog de Estudios Bíblicos.

Sobre análisis: Consiste en hacer un análisis aparentemente exhaustivo pero que se pierde en los detalles y distorsiona o deja de lado lo que el autor realmente quiere comunicar. Manuel Rojas tiene publicada una entrada, muy recomendable, titulada: Woody Allen y Moisés Silva que ilustra muy bien y con humor este peligro:

Moisés Silva presenta en la introducción de su libro God, Language and Scripture un ejemplo para ilustrar el proceso de exégesis que muchas veces se sigue. He adaptado este ejemplo así:

En el año 2850 después de la quinta guerra mundial, unos aqueólogos (sic) han encontrado un texto en español del (sic) principios del siglo XXI. Este idioma ha desaparecido completamente. Los expertos estudian arduamente para reconstruir el idioma

Ambas situaciones constituyen caricaturas de dos extremos de los que se tiene que tener cuidado a la hora de interpretar la Biblia.

Anuncios